viernes, agosto 26, 2011

Noche

Ansío tus manos
como un bálsamo
dulce ...
resbalando mis centímetros
de ganas de tu tacto.

Ansío tus ojos
como un depredador
de mi impúdico enamoramiento
que se reivindica en ellos.

Ansío todo
lo que logras en mí
libro en blanco
que espera tus letras.

3 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

La noche siempre nos espera en su regazo oscuro.

Saludos y a pasar un buen sábado.

GABU dijo...

En cada día es posible que uno se descubra ante el otro como una hoja presta a ser redactada de amor... :)

P.D.:Y que bonito a de ser sentir nuestro propio cuerpo como un libro de vida!!

BESITOS INTENSOS

Javier Herque dijo...

Dulce y larga espera hasta saciar esa ansiedad que se presta a ser hoja en blanco y tinta y deseo.

Beso.